El fiscal Miralles consideró “valioso” su viaje a Uruguay

Sostuvo que revisar dónde estuvo Marcelo Macarrón le permitió “corroborar algunas cosas” para la investigación.








Desde que imputó al viudo Marcelo Macarrón por el homicidio de Nora Dalmasso, el fiscal Daniel Miralles elude el contacto con la prensa. Sorprendido por una guardia periodística cuando ingresaba a Tribunales de Río Cuarto, respondió escuetamente un interrogatorio sobre el viaje que emprendió a Uruguay para indagar dónde habría estado el imputado en la madrugada del 25 de noviembre del 2006.
Miralles viajó con su secretario Fabricio Cena a Punta del Este en la última semana de mayo. Ayer dijo que le fue “bien” en su periplo y que pudo “corroborar algunas cosas”. “Fue importante trasladarse hasta Punta del Este para tener una impresión personal de donde había estado Macarrón, circunstancias de lugar y de personas”, expresó.
No dio detalles, pero los trascendidos dan cuenta de que se entrevistó con personal de Migraciones y de un aeropuerto, en el que le habrían admitido que fuera de temporada no hay control de vuelos. Además, relevó los comercios y locales cercanos al edificio Isla mar, donde se alojó Macarrón, supuestamente para constatar a qué hora abría la panadería donde el viudo dice haber comprado facturas y si existían las cabinas telefónicas desde las que supuestamente intentó comunicarse con su mujer. “No lo puedo adelantar”, respondió el fiscal cuando se le consultó de cuántas horas es la ventana horaria en la que –según él presume– Macarrón habría viajado a Río Cuarto para tener relaciones con Nora Dalmasso, matarla supuestamente y volver otra vez a Uruguay.
Versiones dan cuenta de que el dueño del resto bar Miró, donde Macarrón y los golfistas dicen haber estado en la madrugada del crimen, habría revelado que en temporada baja cierra después de la medianoche. En el club de golf habría constancias de que el viudo salió a jugar a las 8.30.
Next
Previous
Click here for Comments

0 comentarios: